¿Qué cuidados extra necesita tu gato en verano?

Miércoles, 2 Junio, 2021

Y de repente, ya estamos en junio. En pocos días empezaremos a escuchar en los telediarios (y a sufrir) las olas de calor y sus altas temperaturas. Ya que esta va a ser tónica general durante más de dos meses, debemos estar preparados para que nuestros gatos no sufran las consecuencias que el calor puede causar en ellos.

¿Sabías que los gatos pueden sufrir insolaciones?

Los gatos tienen una forma diferente a nosotros de regular la temperatura de su cuerpo, y, aunque digan que tienen 7 vidas, también son víctimas de los bochornos del verano. De hecho, los gatos suelen lamerse no solo para limpiarse sino también para regular su temperatura y refrescarse frente al calor. Por este motivo, si observas que tu mascota lo hace más de lo habitual puede ser porque tenga demasiado calor y es entonces cuando debes aplicar los consejos que te vamos a dar a continuación.

¿Qué hacer para proteger a tu gato del calor?

Cuando el calor apriete y las temperaturas suban, es más que recomendable que sigas estos consejos para que tu gato sufra lo menos posible.

1 Asegúrate de que en casa cuenta con un lugar fresco y con sombra.
Lo normal en muchas familias es que el gato esté solo en casa algunas horas. Asegúrate, antes de marcharte, de echar las cortinas y tener preparado un lugar fresco para que descanse y no se agobie con el calor.

2 El agua siempre abundante y fresca.
Parece obvio, pero en verano no se nos puede pasar ni un solo día; tu gato debe tener siempre agua limpia, fresca y abundante durante todo el día. De hecho, puedes dejarle varios puntos de agua e incluso añadirles un cubito de hielo.

3 En verano, opta por la comida húmeda.
Utilices el alimento que utilices durante el resto del año, en verano siempre será más adecuado el húmedo. Este pienso permitirá que tu gato se hidrate y, al resultarle más apetecible, es más fácil que recupere el apetito perdido durante los días de calor.

4. Ventila la casa para renovar el aire.
Un gesto tan sencillo como, pronto por la mañana o por la noche cuando bajan las temperaturas, abrir bien las ventanas y conseguir que la casa respire y se refresque. También puedes optar por los ventiladores para bajar la temperatura del ambiente y que tu gato o sufra tanto.

5. Es el momento del peine.
Sobre todo si tu gato tiene el pelo largo, cepillarlo de forma frecuente le ayudará también a sentirse algo más fresco. Puedes optar además por acariciar a tu gato con un trapo húmedo; a él no le importará sentirse algo mojados especialmente si les refresca.

Recuerda que si te surge cualquier duda acerca de cómo cuidar a tu gato en verano, debes informarte siempre en tu veterinario de confianza. Él es el profesional idóneo para que cuides de tu gato como se merece.

Seguros para gatos

© Kalibo Seguros

Kalibo seguros Asefa seguros
Top